Edel Juárez

Posted on Posted in Biografía

Edel Juárez

Es un escritor de la Ciudad de México, que desde hace tiempo viene presentando su trabajo en foros usualmente destinados para la música, experimentando así con la respuesta inmediata del lector / oyente. En mayo de 1998, con tan solo 23 años de edad, publicó su primer libro de nombre “Poemas de Soledad y Soldaditos” con el que ha tenido gran aceptación entre el público que gusta de la poesía contemporánea, acercándose así a su objetivo de llevar de nuevo la poesía a espacios públicos, que resulten mas accesibles para los jóvenes. A consecuencia de la aceptación de este material, del cual se han vendido 2,000 ejemplares, Edel Juárez ha participado en numerosas publicaciones relacionadas con la poesía en medios tanto electrónicos como impresos, ha sido invitado en varias ocasiones a exponer su trabajo, dar platicas y talleres en varias universidades de México. Por espacio de año y medio se presentó con Edgar Oceransky, cantautor mexicano, con el que montó un espectáculo donde se combinaban poesía y trova en un ambiente relajado donde el interés principal era terminar con esa “solemnidad” que implicaba el asistir a un evento de los llamados “culturales”.

Con este espectáculo se presentaron en casi todos los estados de la República Mexicana, alternando con gente como Fernando Delgadillo, Armando Rosas, Alejandro García “Virulo”, Vicente Feliú y Frank Delgado, además de haber participado como invitados en un concierto de Tania Libertad frente a más de 5 000 personas. Más tarde Edel participó con Fernando Delgadillo en el Teatro Metropolitan, el 16 de octubre del 99. A partir de ese momento ha sido invitado de manera regular en sus conciertos, alternando los poemas con canciones de Fernando. El 15 de Enero del 2001 lanzó su LCD (Libro con disco) “Títeres de tú” bajo licencia de Sony Music. Después de un mes de su lanzamiento, las 5 mil copias que la disquera puso en el mercado se agotaron.

Desde el lanzamiento de este material, los medios de comunicación, han puesto un singular interés en el reto de este artista por hacer de la poesía y la trova movimientos de alcances ilimitados sin perder su frescura, informalidad, originalidad y contenido. Este LCD incluye un libro con 28 poemas, un disco compacto donde se combina su trabajo con el de los cantautores Fernando Delgadillo, Mexicanto, Jaime Ades, Edgar Oceransky y Armando Rosas, además de contener un track interactivo con el que se pretende experimentar con otra forma de exponer la poesía.

Comentarios

Powered by Facebook Comments

logica2

Porque usted no sabe…

Posted on Posted in ese misterioso comehigos

Porque usted no sabe. No podría saberlo aún, tendría que terminar esta lectura y vamos, puede que eso no suceda. Puede que le canse, hay demasiada paja para un mensaje tan sencillo. Puede que le dé miedo, que un rayo le suba desde las plantas de los pies y la envare, la deje quieta y los ojos se le hagan agua (como aquella otra vez ¿recuerda? Los ojos se le hicieron agua y llovió por días sobre nosotros, bajo nosotros, dentro y fuera de nosotros; una tristeza pluvial aquella, un fenómeno natural e inhumano). Puede también pasar que acabe y no se entere, que lea por encima de las letras, diciéndose bajito “esto es una e y no sabemos si en realidad lo sea o sea una a con malas intenciones, camuflada” y como lo dirá bajito habrá quién voltee a verla y eso le distraería para enseguida sonrojarse y rápido dejar de leer y alejarse del lugar…perdiéndose el mensaje. ¡Tan importante el mensaje! Tan breve, tan higos frescos, tan café cortito y azúcar de verdad. Aunque lo lindo no es el mensaje en sí, sino lo natural que resulta enviarlo por escrito, y al mismo tiempo saber que no lo leerá, que más bien va a sentirlo y súbitamente, mientras aspira, el perfume será el mensaje, luego será el sabor, el momento. Un pescado al vapor que recomienda, dos líneas de un texto que no memorizó por completo.

¿Pero qué haremos si en realidad acaba esta lectura y no lo encuentra? ¿Cómo compensaremos esos diez minutos que le tomó imaginar que al final encontraría algo importante? ¿Qué contestaré si un día le da por pararse frente a mí y recriminarme por esos diez minutos? ¿De dónde podría yo sacarlos, de dónde reponerlos? ¿De dónde sacaría yo “lo importante” si no lo supo ya mientras leía?

Porque usted no sabe, aún no sabe, pero algo comienza a intuir en la barriga, en los brazos erizados, en ese levantarse temprano y pensar que tal vez, que podría ser, y tal vez está siendo. Pero no sabe, aún no sabe.

Edel Juárez.- ese misterioso comehigos

Comentarios

Powered by Facebook Comments

yo quiero creer que existe

Posted on Posted in ese misterioso comehigos

yo quiero creer que existe,
que en algún lugar he de encontrarlo.
que hay un camino, tal vez no muy alumbrado,
quizá un poco escondido, rebuscado,
por el que se debe llegar a.

sin precisar de máquinas de guerra,
sin precisar de máquinas del tiempo,
debe existir y es nuestro deber hallarlo,
conquistarlo, o dejarnos conquistar por.
-no está claro este punto-

una vez descubierto,
después de quitarle el polvo,
las ramas,
después de extraerlo de los escombros,
quizá sepamos más,
quizá bailemos un poco
-por vez primera-
y nos dé por alegrarnos
y no despegarnos más de.

yo quiero creer que está cerca,
y podrás llamarme utopista,
pero de iniciar la exploración
sería entre esas cuatro paredes dónde.

Edel Juárez.- ese misterioso comehigos

Comentarios

Powered by Facebook Comments

logica1

algunas iluminan

Posted on Posted in ese misterioso comehigos

algunas iluminan, colorean.
otras son un mal paso,
una torcedura que tarda de dos a tres semanas en sanar.
las hay que duran para siempre
y uno crece y se columpia de su mano.
algunas llegan en el momento menos pensado
y explotan como fuegos artificiales,
dejándonos sordos y maravillados.

algunas son gaseosas:
nos llenan, nos expanden,
son ineludibles y con ellas
flotamos conmovidos, a la deriva.
algunas son agua de uso,
imprescindibles, naturales.

pero hay las que llegan y se hacen polvo,
y con la llovizna, barro.
y hay que sacudirlas del abrigo
-de los anteojos-,
porque manchan las manos,
porque asfixian,
porque ensucian la camisa
y te dejan gris y cansado.

hay que ahuyentar esas amistades.

Edel Juárez.- ese misterioso comehigos

Comentarios

Powered by Facebook Comments

cuando muy noche

Posted on Posted in ese misterioso comehigos

cuando muy noche, o muy temprano,
despierto y camino descalzo por la casa,
y pareciera que lo hago adormilado, sin sentido;
sé que estoy por encontrarte.

sé que has venido desde tu morada
y me estás buscando, y eres todos los sonidos,
todos las luces y todos los reflejos.

sé que de algún modo ese olor es el tuyo,
que tuyo es el sabor de la madrugada,
que esta urgencia repentina, no es otra cosa más que tu proximidad.

y entonces camino despacio, sin casi hacer ruido,
repito tu nombre bajito, como lo haría para un recién nacido,
quiero que sepas que soy yo, y me reconozcas,
y no te espantes ni te alteres y te quedes quieta,
a mi lado, para recibir la mañana.

Edel Juárez.- ese misterioso comehigos

Comentarios

Powered by Facebook Comments